Publicidad

aprende a verificar los kilometros del coche

Descubriendo la Verdad Oculta en Cada Kilómetro

Al considerar la compra de un coche de segunda mano, es crucial dar un paso esencial que a menudo se pasa por alto: verificar los kilómetros reales de un coche. Este paso es más que una simple precaución; es una parte fundamental del proceso de compra que nos proporciona una imagen clara del historial y la condición general del vehículo. Al hacerlo, no solo evaluamos la honestidad del vendedor, sino que también ganamos una comprensión valiosa del desgaste potencial y la vida útil que le queda al coche, aspectos clave para determinar su verdadero valor y anticipar futuros gastos de mantenimiento.

¿Por qué es importante verificar los kilómetros del coche antes de comprar?

Verificar los kilómetros reales de un coche es relevante para garantizar transparencia y confianza en la compra. Un odómetro manipulado no solo oculta el desgaste real del vehículo, sino que también puede implicar costos de reparación inesperados para el nuevo propietario. Al conocer el kilometraje auténtico, se facilitan comparaciones equitativas con otros vehículos en el mercado, asegurando que el precio refleje fielmente el estado del coche. Este paso es esencial para proteger nuestra inversión y promover una experiencia de compra segura e informada.

Aquí te presentamos los 5 puntos clave para verificar los kilómetros del coche:

1. Revisión del historial de mantenimiento:

Una de las primeras verificaciones que deberías realizar es la del libro de mantenimiento del vehículo o los registros de servicio, ya que estos documentos son una fuente rica en detalles sobre la vida del coche. Un caso real que ilustra la importancia de este paso ocurrió con un comprador que estaba interesado en un coche que, según el anuncio, solo había recorrido 70,000 kilómetros. Sin embargo, al revisar detenidamente el libro de mantenimiento, descubrió registros de cambios de aceite y otros servicios de mantenimiento que se habían realizado cuando el coche supuestamente tenía más de 140,000 kilómetros. Esta evidente discrepancia en el historial de mantenimiento fue un claro indicador de que el kilometraje del odómetro había sido manipulado, lo que finalmente llevó al comprador a reconsiderar la compra. Estos casos no son aislados y subrayan la necesidad de una inspección minuciosa del historial de mantenimiento para evitar ser víctima de fraudes de kilometraje.

2. Conseguir el historial de la matrícula:

Realizar una inversión mínima en la revisión del historial completo de un vehículo antes de efectuar la compra puede marcar una gran diferencia, ahorrándote no solo dinero sino también posibles dolores de cabeza en el futuro. Por una cantidad relativamente pequeña, a menudo solo unos pocos euros, puedes obtener acceso a una cantidad invaluable de información que te proporciona una visión clara y completa del historial del coche que estás considerando.

Este historial detallado puede revelar aspectos cruciales como:

  • Historial de inspecciones: Verifica si el vehículo ha pasado todas sus inspecciones técnicas obligatorias y si ha habido problemas recurrentes que deberían preocuparte.
  • Irregularidades en el kilometraje: Detecta posibles manipulaciones del odómetro, lo que puede indicar que el vehículo ha sido utilizado mucho más intensamente de lo que el vendedor afirma.
  • Información de importación: Entiende si el coche ha sido importado y, de ser así, de dónde viene y por qué. A veces, los vehículos importados pueden tener especificaciones o historiales de mantenimiento diferentes.
  • Registros de robos: Asegúrate de que el vehículo que estás a punto de comprar no haya sido reportado como robado.
  • Estado administrativo y cargas financieras: Comprueba si hay gravámenes o cargas financieras pendientes sobre el vehículo, lo que podría complicarte tomar posesión legal del mismo.
  • Daños y accidentes de los coches importados: Conoce si el vehículo ha estado involucrado en accidentes graves que podrían afectar su seguridad y funcionamiento.
  • Número de propietarios anteriores: Un alto número de propietarios anteriores podría ser una señal de problemas con el vehículo.


Invertir en una revisión detallada del historial de un vehículo, como la que ofrece Carfax, es una decision recomendable. Al considerar el coste total que implicado en la compra de un coche, el precio para acceder a un informe completo resulta insignificante en comparación con los beneficios que aporta.

3. Comprobación de los kilómetros reales con una máquina de diagnosis:

La manipulación del odómetro ha sido una práctica común, especialmente en coches más antiguos equipados con odómetros analógicos, donde ajustar el kilometraje era relativamente sencillo. No obstante, esta práctica no se limita a vehículos de tecnología pasada; en los coches modernos, dotados de odómetros digitales, alterar el kilometraje todavía es factible mediante el uso de herramientas electrónicas especializadas. A pesar de estas manipulaciones, los vehículos dejan huellas de su uso real en varios módulos electrónicos internos, que también registran el kilometraje, como es el caso de la centralita del filtro de partículas en los modelos diésel.

La implementación de una máquina de diagnosis, parte esencial de los servicios de revisión de coches antes de comprar, es importante, ya que puede descubrir discrepancias entre el kilometraje que se muestra en el panel de instrumentos y los registros de kilometraje almacenados en los distintos sistemas del vehículo. Este tipo de análisis detallado es una herramienta poderosa para verificar los kilómetros reales de un coche, ofreciendo una capa adicional de transparencia y confianza en el proceso de compra de un vehículo de segunda mano.

4. Chequeo de la tarjeta ITV:

Al comprar un vehículo, es fundamental que te proporcionen el permiso de circulación y la tarjeta ITV. La falta de estos documentos, o cualquier justificación para no entregarlos, debería ser motivo de preocupación, considerando que es posible solicitar duplicados de ambos con relativa facilidad. Estos documentos son cruciales no solo por razones legales, sino también porque contienen datos importantes sobre el historial del vehículo.

La tarjeta ITV es especialmente útil, ya que incluye una sección que registra el kilometraje del vehículo en el momento de cada inspección. Esta información, ubicada junto al sello de aprobación de la ITV, es esencial para verificar los kilómetros reales de un coche. La consistencia entre el kilometraje indicado en esta tarjeta y el mostrado en el odómetro del vehículo puede ofrecer una confirmación valiosa de la veracidad del kilometraje anunciado por el vendedor. Cualquier discrepancia entre estos registros podría indicar una alteración del odómetro, lo que es un indicador claro de que se debe proceder con cautela. Este paso de verificación es clave para asegurarte de que el vehículo no solo cumple con los requisitos legales y de seguridad, sino que también tiene un historial de kilometraje transparente.

5. Inspección detallada del desgaste de componentes:

Más allá de mirar el desgaste superficial en el volante o los asientos, que pueden ser fácilmente reemplazados, es vital prestar atención a otros elementos que pueden dar pistas más fiables sobre el uso real del vehículo:

  • Silentblocks de la suspensión: Estos elementos de goma, fundamentales para el confort y la estabilidad del vehículo, suelen tener una vida útil de aproximadamente 200.000 kilómetros. Un desgaste excesivo en un vehículo con un kilometraje supuestamente bajo puede indicar un ajuste en el odómetro.
  • Lámparas de xenón: Su vida útil se estima en torno a los 100.000 kilómetros. Si notas que una lámpara ilumina significativamente menos que la otra, puede ser un indicio de que fue reemplazada, sugiriendo un uso más extenso del coche.
  • Correas de distribución: Este componente crítico, que debe reemplazarse a intervalos específicos de kilometraje, puede ofrecer pistas sobre el uso real del vehículo. Un coche con una correa recién cambiada pero con un kilometraje reportado bajo podría indicar una discrepancia.
  • Neumáticos: La condición de los neumáticos y el patrón de desgaste pueden revelar mucho sobre el kilometraje y el uso del coche. Un vehículo con neumáticos nuevos en un coche de “bajo” kilometraje podría ser sospechoso, especialmente si el desgaste no coincide con el kilometraje reportado.

Conclusiones Finales: La Clave para una Compra Informada

Tras seguir estos pasos meticulosos, estarás mucho más equipado para tomar una decisión informada sobre la compra de un coche de segunda mano. Verificar los kilómetros reales de un coche es más que una simple precaución; es un proceso esencial que salvaguarda tu inversión y asegura que el vehículo que elijas esté en la condición que esperas. Con esta información detallada, puedes negociar con confianza, sabiendo que tienes una comprensión clara del historial y la condición real del coche. Recuerda, el objetivo es encontrar un vehículo que no solo cumpla con tus expectativas en términos de precio y características, sino que también ofrezca fiabilidad y transparencia en su historial de uso y mantenimiento.

¿Utilizas otros métodos para verificar el kilometraje real de un coche o conocías las estrategias que hemos compartido? Tu experiencia y conocimientos adicionales pueden ser muy valiosos para otros compradores en situaciones similares.

Publicidad

Te puede interesar

Deja una opinión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *